Estudio (IV)

Verano de 2014

'(...) Todo esto quedaría en mera anécdota si no reflejara una manera de entender la arquitectura como oficio a la vez artesanal y profundamente emocional. Porque esa imagen de Lewerentz en el vientre de su propia ballena parece el complemento necesario de esas otras que nos quedan de su trabajo en obra'